Enseñanzas pasadas

Este pasado 2020 fue, lo que muchos considerarían, diferente. Sin embargo, mi estilo de vida no se vio muy afectada, pero si me ha dejado muchas enseñanzas. No recuerdo cuándo fue la última vez que me senté frente a la pantalla y me propuse a trabajar todo el día para lanzar algún proyecto, estos últimos años me han convertido en un programador haragán y flojo. La procrastinación sin duda es una palabra que encaja conmigo en estos días. Y aunque este año empecé a tener salario de gerente (Al menos en Perú) muchas veces siento que no lo merezco; digo, no creo que compense las horas que trabajo. Y es que siento que perdí algo, pero cuando me veo al espejo veo a la misma persona de siempre, un poco más viejo y gordo, pero es la misma persona que sueña con volverse millonario y poder llenar de lujos y experiencias a su familia; pero aún así, esa persona es distinta. Y es que hace unos años atrás yo me amanecía para lanzar algún estúpido proyecto (Aunque no genere dinero), o para simplemente aprender algún lenguaje de programación o framework que posiblemente nunca usaría, pero ahora no. A veces siento que el conocimiento y la experiencia hacen que las cosas se vuelvan.. aburridas; y es que ahora los errores que tenía antes se han vuelto en cosas fáciles de resolver, y lanzar un MVP me toma solo unas horas. Pero es lo aburrido lo que genera dinero. No sé hasta cuando me sonría la suerte, pero si sé que cada vez que me dedico unas 3-4 horas al día en programar los proyectos en los que ando trabajando éstos simplemente generan más dinero; entonces me di cuenta que yo soy el medio para llegar a cumplir mis metas y soy, también, los obstáculos que me impiden alcanzarlas. Supongo que por eso decidí empezar un blog. Entonces, para ya no aburrirme volviendo a leer esto (Porque creo que seré mi único lector), he decidido plasmar todo lo que me pase a partir de este 2021, esto me permitirá tener una consistencia y evitar procrastinar demasiado, posiblemente así encuentra eso que me apasionaba. Y bueno, este año me daré otra oportunidad para llegar al US$ 1M.